UN DISTRITO AUTORIZÓ LA “REUNIÓN FAMILIAR”