TOMAN MEDIDAS POR “LA MUERTA VIVA”