SE PROHIBIÓ UNA CREMA CURATIVA DE CANNABIS