SE PROHIBIÓ LA VENTA DE TAPITAS PARA ALFAJORES