No llega aún la esperada baja de casos