MÉDICOS DE PROVINCIA VAN AL PARO