MDQ: UNA ESCUELA FABRICA ESTUFAS “SOLIDARIAS”