Malos augurios para la temporada turística de verano