M. López: “UN MUNICIPIO SIN IMPROVISACIONES”