LOS DESPIDOS QUEDARON SUSPENDIDOS POR 60 DÍAS