LAS “GÓNDOLAS” PIDEN LEY