¿LA UCR LE CIERRA LAS PUERTAS A LAS PASO?