LA JEFATURA REGIONAL VOLVIÓ A PEHUAJÓ