LA RURAL REPUDIA HECHOS VANDÁLICOS