LA ANMAT PROHIBIÓ LA VENTA DE UNA MANTECA