FUERTE IMPACTO SUFRIÓ UNA AUTOMOVILISTA