EN BUENOS AIRES CRECE EL CONSUMO DE POLLO