EL “QUINTO” DIVIDE A LA “CUARTA”