El furor por el autocine no asoma en 9 de Julio