Bragado: DEJARON PLANTADO AL OBISPO