ALGO SALIÓ MAL Y SE ESCAPÓ LA TORTUGA