AHORA, UNA ORCA EN MONTE HERMOSO