ABRIERON UN BOLICHE EN PLENA VEDA